Available courses


    En este curso se contextualiza la carrera docente dentro de la historia reciente de las y los profesores en Chile para comprender las condiciones previas a la situación actual, el contexto sociopolítico y el papel de la educación en el Siglo XX, para reconocer el nuevo escenario con una mirada retrospectiva que evidencie las consecuencias para el mejoramiento de la calidad de la educación que conlleva esta Ley. Es importante la profunda comprensión de las oportunidades, no solo para el desarrollo profesional, sino también del desarrollo de los aprendizajes y de la sociedad del siglo XXI.

    En este curso, las y los participantes reflexionarán sobre la importancia de prácticas docente aseguradas con fundamentos históricos- culturales y neuroeducativos (cognitivos, sociales, emocionales y motores) que permitan transitar con éxito y seguridad en los distintos procesos de la carrera docente, y en consecuencia asumirse como profesionales críticos y transformadores.


    En este curso se avanza hacia el conocimiento completo del instrumento de evaluación “Portafolio” y cada una de las rúbricas que evalúan los distintos indicadores del MBE. El análisis reflexivo de estas rúbricas abre el escenario completo de las competencias docentes, articulando integrada y recursivamente las acciones docentes como un sistema dinámico que requiere una retroalimentación constante a partir de las características de las y los estudiantes (factores neuroeducativos, sociales, culturales, afectivos, etc.) y de los logros de los aprendizajes, entendiendo estos aprendizajes como las habilidades del Siglo XXI.

    Esta macro mirada sintetiza los contenidos que se profundizarán en los siguientes cursos del diplomado.





    En este curso se desarrollan los primeros fundamentos del aprendizaje desde las neurociencias y desde la teoría histórico cultural de Vigostky. Se presentan, en primer lugar, los procesos neurobiológicos involucrados en el aprendizaje; como son las percepciones, emociones y representaciones, articulados a los postulados del aprendizaje interpsicológico e intrapsicológico de Vigostky y la influencia de las herramientas culturales como los estímulos con los que opera el cerebro.



    En este curso se presentan los fundamentos neurobiológicos de las emociones y la relación directa con el aprendizaje, enfatizando que los aspectos afectivo-motivacionales son cruciales de incorporalos en la enseñanza de manera permanente, continua y diversificada a las distintas necesidades y experiencias de las y los estudiantes para permitir que estos, se comprometan de manera efectiva con el aprendizaje. Estos fundamentos permiten comprender que el sistema emocional se construye a lo largo de las distintas experiencias de toda la vida y va configurando el comportamiento, las decisiones, las motivaciones y la integración adecuada de los estímulos del mundo externo con la internalización del aprendizaje.

    La plasticidad neuronal es la capacidad de nuestro sistema nervioso de cambiar su estructura y funcionamiento como respuesta a los estímulos del medio ambiente, por ello, dentro del aula, urge la necesidad de visibilizar las emociones de las y los estudiantes como las fuentes principales para potenciar nuevas formas de relacionarse con el aprendizaje desarrollando la resiliencia, la mentalidad de crecimiento y el involucramiento con aprendizajes profundos y desafiantes.



    En este curso se abordan los procesos sensoriales que participan en el  aprendizaje y los principios de neuro plasticidad que permiten al cerebro reorganizarse continuamente a partir de los estímulos que recibe del medio ambiente. Es importante comprender que el aprendizaje a través de los sentidos involucra gran parte del sistema visual, pero también participa de manera muy activa el sistema auditivo y sobretodo el sistema motor. Por esta razón, el aprendizaje sensorial requiere de una organización variada de estímulos que no solo se centre en los canales más dominante de las y los estudiantes si no que se amplíen a otros, para enriquecer la experiencia de aprendizaje. Una de las causas más comunes del bajo nivel de los aprendizajes es la reducida oferta de actividades multisensoriales que refuercen los canales de entrada de la información al cerebro y que se planteen como experiencias recursivas en el tiempo para que los estímulos sensoriales logren realizar las asociaciones correspondientes para lograr alcanzar el aprendizaje profundo.


    En este curso se revisan los procesos neurobiológicos involucrados en las Funciones Ejecutivas que son las encargadas de regular la conducta para dar una respuesta y demostrar el aprendizaje. Este proceso ocurre en la fase de salida del acto mental, es la conducta que evidencia el aprendizaje y que comúnmente presenta deficiencias en las y los estudiantes, por lo tanto, comprender los mecanismos que interfieren, se traduce en una herramienta muy valiosa para la práctica educativa.

    Las Funciones Ejecutivas, se entienden como un conjunto de procesos cognitivos relacionados entre sí, que logran dar respuesta a problemas novedosos; las más importantes son la memoria operativa, la flexibilidad cognitiva y el control inhibitorio. El estudio de su funcionamiento a partir de sus conexiones neuronales permite comprender que las acciones neuroeducativas pueden contribuir, esperanzadoramente, en su mejora.

    Para la labor docente es elemental conocer como poder retroalimentar estos procesos que sintetizan la integración de las redes emocionales y de reconocimiento perceptual trabajadas en los cursos anteriores.



    Este es el primer curso del módulo tres y la intención está en articular los fundamentos neurobiológicos del aprendizaje trabajados en el módulo dos con herramientas neurodidácticas coherentes y respetuosas del cerebro.

    Una vez conocido y comprendido cómo funciona el cerebro en sus tres redes más elementales; la red afectiva, de reconocimiento y estratégica; las y los docentes- estudiantes del diplomado, podrán articular con facilidad la evaluación dentro de este proceso y alinear el enfoque Ministerial de evaluación del decreto 67/2018.

    El proceso neurobiológico del aprendizaje para cumplir con éxito su recorrido necesita que cada una de sus fases o etapas cuente con los estímulos adecuados en relación a las características y experiencias diversas de las y los estudiantes. Por ello, la evaluación no es solo para el aprendiz, también para la o el docente quien debe revisar si su práctica neuroeducativa fue suficientemente óptima para el logro del aprendizaje esperado.

    De esta manera, la retroalimentación es una parte imprescindible de la neurodidáctica porque informa donde reforzar el proceso.



    En este curso se aborda la trayectoria de la enseñanza de las habilidades a partir del objetivo de aprendizaje planteado al inicio del proceso educativo.  El proceso de enseñar habilidades implica reconocer que éstas son aprendizajes internalizados que se consiguen en la realización práctica, sistemática y progresiva durante el tiempo necesario para que se almacenen en la memoria implícita. Las habilidades son rutinas cognitivas existentes y automáticas que se recuperan cuando se necesita realizar una tarea. Implica un conjunto de procesos cognitivos que posibilita el pensamiento y el aprendizaje profundo; por ejemplo: inferir, analizar, evaluar, razonar, opinar, argumentar, entre otras.

    La enseñanza de las habilidades implica tomar conciencia del propio aprendizaje, lo que requiere una enseñanza explícita, paso a paso, donde la cesión del control del aprendizaje pase desde el o la docente al estudiante. Los modelos de enseñanza van desde la demostración del docente de la habilidad de manera explicita para luego dar oportunidad junto a los estudiantes de conducirla y finalmente buscar la internalización de dicha habilidad. Es decir, desde el trabajo interpsicológico al intrapsicológico.



    En este curso se finaliza el diplomado NCD con uno de los contenidos más importantes y relevantes en el aprendizaje: la interacción pedagógica. El intercambio de códigos, símbolos, preguntas, expectativas, entre otros que surgen del intercambio subjetivo dentro de la sala de clases. Por un lado, podríamos pensar en el currículum oculto. Sin embargo, a nivel de la neuroeducación, las interacciones pedagógicas pasan a ser la fuente de estímulos del medio ambiente que ejerce la posibilidad de echar a andar las redes neuronales para el aprendizaje. Esto significa, redes afectivas, de reconocimiento y estratégicas. La interacción pedagógica informada desde la neurociencia desarrolla una serie de intenciones claramente fundamentadas para desarrollar aprendizajes deseados; más claro aún, la mediación cognitiva de Feuerstein ofrece un enfoque más directo de aquellas funciones que el o la docente desea potenciar a través de una pedagogía dialógica, discursiva, problematizadora y conducente al aprendizaje profundo.